Sur y Patagonia

En el Sur de Chile quien domina es la naturaleza

Su columna vertebral es un cordon montañoso plagado de inmensos volcanes nevados que cada cierto tiempo nos recuerdan su poder. Sus faldas están vestidas por bosques autóctonos milenarios y selvas profundas que son la delicia de cualquier botánico. Todo esto alimentado por rios caudalosos, lagos de color turquesa y archipiélagos que parecen laberintos flotantes.
No existe mayor placer que admirar los paisajes del sur, conocer su cultura y probar su gastronomía.


El sur de Chile es un lugar mágico, plagado de leyendas y tradiciones provenientes de culturas diversas, algunas originarias como la Mapuche y otras adoptadas como la alemana, debido al ingreso de inmigrantes durante el siglo pasado. Los antiguos mitos de barcos fantasmas y seres de los bosques de la zona Chiloé se entrelazan con las costumbres y delicias gastronómicas de los colones Alemanes en LLanquihue.


Más al sur aún, donde el verde se transforma en hielo, comienza la Patagonia. Sus senderos nos adentran a un valle de naturaleza fuerte que ha logrado vencer el fuego, el frío viento y el hielo milenario de sus glaciares. Y de fondo, coronando esta aventura Chilena, las inmensas Torres del Paine completan uno de los paisajes más sobrecogedores del planeta.